09 noviembre, 2008

Alma Mahler

Hace algunos años leía la biografía de Alma Mahler escrita por ella misma y que tituló sencillamente “Mi vida” – “Mein Leben” y en inglés “And the bridge is love” –Y el puente es el amor-. Un libro mediano en el que cuenta sus matrimonios con el músico, Gustav Mahler, el arquitecto que fuera fundador de la Bauhaus, Walter Gropius, del que se separaría para unirse con el escritor Franz Werfel... y entre matrimonio y matrimonio, ingirió amantes como los pintores Klimt (que fue el que le dio su primer beso) y Kokoschka.

Los amantes en su biografía no los cuenta, no era plan aparecer como una desalmada devorada de hombres; aunque sí lo cuenta la película que se ha hecho sobre su vida, “La novia del viento” (título que le han dado en la versión española) y que protagoniza una espléndida Sarah Wynter.

Poca gente sabe que Alma, hija del pintor Jacob Schindler, fue también compositora, aunque absorbida por su marido, el muy cretino, aunque gran compositor (lo uno, no quita lo otro), la tenia de copista de sus partituras y de lectora de pruebas de sus obras musicales. Mahler, cuando reconoció el talento de su esposa ya estaba con medio pie en la tumba.

El expresionista Oskar Kokoschka, muy enamorado de ella, la retrató en su “Der Windsbraut” –La esposa del viento- y cosas de artistas excéntricos, cuando le abandonó Alma, se hizo una muñeca a tamaño real a su imagen y semejanza que paseaba por toda Viena.

3 comentarios:

Tu samurai dijo...

Hola Geisha ¿está tranquilo tu jardín? Seguro que alguien habrá que penetre profunda y lentamente en él. Así, en China, a la mujer que cambiaba con frecuencia de jardinero se le llamaba "Flor insaciable". Me da que tanto Alma como tú perteneceis a este atrevido género.
A la luz de la luna vigilo tu sueño y te amo en silencio.

Geisha dijo...

Ay, querido, qué quiere qué le responda... Qué soy una flor tan mística como el crisantemo o más bien como una rosa roja que explota de pasión insaciable cada vez que penetran profunda y lentamente en mi jardín.

Alma Mahler y yo pudieramos tener algún parecido en lo que se refiere a vivir alegremente e ingerir algún que otro aperitivo.

Beso su espada, mi querido

Addy dijo...

¿Conoces un libro de Rosa Montero que se llama "Historias de Mujeres"? Tiene un capítulo sobre Alma, te lo recomiendo, además de otras mujeres históricas. El prólogo es maravilloso. Date una vuelta por mi blog, es sobre literatura, en una de esas encuentras algo que te guste. Busca una etiqueta de Cristina Peri Rossi y, precisamente, Rosa Montero.
www.letranias.blogspot.com
Que no le falten flores ni mariposas a tu jardín.