25 febrero, 2008

Visitando a Oscar Wilde

Fui al cementerio de Père Lachaise de Paris a fotografiar y conocer tumbas de literatos y otros personajes insignes... me dio por ahí, después de varias ocasiones de visitar París era la primera vez que entraba en este enorme cementerio que me pareció muy gótico y me recordó al verlo a alguna peli de vampiros. Venden hasta un mapa, no me extraña, porque te pierdes y estaba con bastante gente viva paseando.

Él se merece una entrada única, aunque otro día dedicaré todo un post a las fotografías que saqué de otros ilustres conocidos y admirados.

Él es uno de mis preferidos y dijo cosas verdaderamente interesantes como que el único deber de los humanos es el deber de divertirse terriblemente o aquello de que para tener buena salud haría todo menos tres cosas: hacer gimnasia, levantarse temprano y ser persona responsable. Qué adorable. Murió joven, a los 46 años.



Besos con barritas de labios por toda su tumba


F La plaquita de advertencia. Es la segunda restauración del mausoleo y el personal le adora tanto que lo desgasta.

12 comentarios:

NACHO dijo...

Buena forma de entender la vida, aunque un poco peligrosa. Un brindis por el....

Miss Fiamma dijo...

El lugar tiene una energìa especial. Cada vez que lo visito, dejo una piedrita como homenaje sobre la tumba.
Lindas fotos !
Besos, ma soeur.

Julia Ardón dijo...

qué belleza, Geisha...qué bonita excursión.....tantos besos y tantos años después.
La verdad que ha sido mucho más larga que esos 46 años su vida.

Ay, pensar que ya yo voy para los 45.
Lo alcanzo, lo alcanzo....claro, con menos glamour.

;)

Geisha dijo...

Nacho, ya brindaremos, ya... y arriesgáte de vez en cuando a vivir de forma peligrosa (y no lo digo en el trabajo, sino en la vida personal)

Ays, Fiamma, la piedrecita, no sé, mejor una flor... yo sólo saqué fotos para ponerlas en el blog, ese fue mi homenaje.
Me imagino a cada fans de Wilde llevando una piedrecita y camiones y camiones sacándolas de allí.

Julia, para ser un cementerio, está mal decir que fue una bonita excurisión, pero sí, además era un diciembre frío y gris.

Julia, querida, !!has confesado tu edad!! ¿sabes lo que decía Wilde al respecto?

Una mujer que confiesa su edad es capaz de contarlo todo. O.W. dixit

Besos a los tres

Sil dijo...

Pensar que las dos veces que fui, pase solo por la tumba de Morrison. Un desastre, no me interesaba nada más. Ni pasar por la comuna, ni nada.
Besos
Sil

Geisha dijo...

Bienvenida Sil,

justamente tambíen tenía pensado ir a ver a Morrison pero no localicé su morada... me llevó tanto tiempo encontrar la de María Callas que sacrifiqué a Morrison y un concierto de órgano en Notre- Dame.

emperatriz dijo...

Divertirse con todo lo que se hace en la vida y en culquier momento es una buena filosofia de vida, sin embargo y perdona que me meta en tus comentarios, lo de vivir peligrosamente puede llevarte a arrepentirte toda tu vida y eso no es nada divertido.
Que filosofica estoy!

Geisha dijo...

Querida Emperatriz, no importa que te metas en los cometarios, crítica constructivamente todo lo que te parezca.

No sé, si cuando hablas de vivir peligrosamente y del arrepentimiento lo dices con conocimiento de causa.

Sí es verdad que cada una-o ha tenido su etapa de vivir peligrosamente, quizá la mía inconsciente fue en la primera juventud (15-22). Sigo en ello, y soy de la opinión que siempre hay que arriesgar, siempre y cuando el riesgo no suponga un batacazo que te deje baldada.

En cuanto al arrepentimiento, yo casi carezco de él y cada persona tiene su grado.

Besos

Jack Celliers dijo...

"Puedo resistirlo todo, menos la tentación".

Es uno de esos amigos a quien uno lamenta no haber conocido. Cuando estuve en su tumba me quedé ahi, en un estupor silencioso.

Geisha dijo...

Bienvenido, Jack

Cierto, que pena de amigo

Julia Ardón dijo...

jajajaj....todo lo cuento, todo!!!

Anónimo dijo...

Mimi

Vivir peligrosamente... ó soñar eternamente...?

Adoro el peligro