04 septiembre, 2008

La ley de la atracción

Veo una especie de película, que es más bien del tipo documental con testimonios, titulada “The Secret”, relacionada con la llamada “ley de la atracción”. Busco en Google, Youtube y veo que esta ley, desconocida para mí, tiene numerosas entradas y vídeos.

La ley en cuestión trata del poder de nuestra mente y de que todo lo que sucede en nuestra vida, de positivo o negativo, ocurre porque nosotros lo hemos pensado. Algo así como que nuestros pensamientos se pueden convertir en realidad porque las imágenes que tenemos en nuestra mente las atraemos nosotros mismos. Se aplica a la felicidad, al amor, al trabajo, la salud, la riqueza, a todos los aspectos de la vida y los personajes que han sabido utilizarla positivamente son, entre otros, Platón, Newton, Einstein, Shakespeare y curiosamente muchos estudiosos de la física cuántica y filósofos.

Para poder dominar la ley de la atracción debemos centrarnos en lo que queremos, visualizarlo y no pensar en lo que no queremos porque todo lo que pensamos y sentimos hoy está creando nuestro futuro, dado que esta ley entiende que las personas nos convertimos en aquello que pensamos.

Por ejemplo, si quieres ser la primera presidenta del gobierno español, ganar un Nóbel en literatura, conocer el amor de tu vida, tener éxito en lo que sea, o ver el amanecer desde tu yate lo tienes que visualizar para que se cumplan tus deseos.

En fin, no sé hasta qué punto nos podemos fabricar nuestra vida tal y como nosotros queremos... y eso de que seamos producto de lo que hemos pensado... uf

14 comentarios:

Sensai dijo...

Me leí el libro y algún otro precursor en la materia y no quiero ser escéptica, porque el pensamiento "te vigila" y todo cuenta para el futuro, así que mejor no pienso mucho en el tema para que no me influya negativamente!

Beso.

Karla dijo...

Ya te digo yo que a mi no me funciona, porque mira que me visualizo en el yate y no hay forma.. será por eso del materialismo??
Besos

Arha dijo...

Querida Geisha: le cuento que me indigesté el libro The secret,
pero como buscadora (mística? o algo así) que soy, conozco la ley,su origen se encuentra en la Tabla de Esmeralda (Hermes Trimegisto) y es una de las leyes por las que -supuestamente- se rige el universo.

Los yanquis han hecho de este principio (o supuesto principio) una banalidad reduccionista, que también puede leerse al revés: "si le va mal es por su culpa, se habrá pensado pobre y tercermundista" (por ejemplo)

Pero hay un mundo aquí que ahora además se encuentra con la cienci (para entender la afinidad de los físicos cuánticos le recomiendo "El Tao de la Física" o acercarse a David Bohm)

Perdone la extensión, es que el tema me apasiona y los yanquis betsellerosos me indignan tanto!


abrazos...
ya me calmo

ohm

Julia Ardón dijo...

Esto no se lo sacó nadie de la manga, querida Geisha. "El secreto" es el resultado de la suma de muchas corrientes espirituales del mundo que han ido popularizándose.

Se trata de recuperar nuestra verdadera capacidad ( usamos el cerebro un 5%...¿ lo sabemos todo?) de co-creación. Tiene que ver con los descubrimientos de la física cuántica, en enlace novedoso que se he descubierto últimamente entre ciencia y espiritualidad...la unicidad que se ha ido ganando...y bueno, para que funcione hay que creer profundamente primero que sí funciona, de lo contrario. No funciona. Lo que pasa es que creer cuesta mucho cuando todas las jerarquías políticas, religiosas y sociales nos han metido por siglos en la cabeza que somos incapaces, que no somos nada, que todo está afuera...etc.
Es un asunto filosófico e ideológico bien profundo, y pasa por cambiar mucho paradigma.
"El Secreto" viena a ser como una versión "light" y masticada de mucha filosofía oriental y metafísica muy profunda.

Comencemos por sentir que somos más poderosas de lo que pensamos y vas a ver. Mucho, mucho va cambiando.

Cariños

Roberto Bennett dijo...

Hola Geisha querida...Interesante el post... coincido con tus sugestivas reflexiones y con los comentarios, ahora, sin despreciar mi capacidad de atracción, mejor que vos te encargues del yate y yo llevo el vino... unos quesos y un jamón también, claro

Rebeka dijo...

Qué interesantes comentarios!

Estoy totalmente de acuerdo con julia, somos seres perfectos en constante evolución, nos subestimamos y no nos valoramos lo que en realidad valemos. Y sí precisamente estos días he estado pensando en estas cosas de la vida.

La mente nos domina. Tu decides de qué manera va a influir. La clave está en la constancia de nuestros pensamientos. Somos seres simples, la vida es maravillosa y es tan fácil ser feliz. Es el ser humano mismo quien se complica y se pone barreras, cuestiona, teme..

¡saludos!

Jack Celliers dijo...

Es verdad, yo no podría estar más de acuerdo. De hecho el problema del hambre en el mundo se debe a que esos africanos y asiáticos no tienen la mente entrenada para triunfar. Ni qué decir esos seis millones de judíos muertos por los nazis, ¡es que no sabían "pensar en positivo"!

¿Todavía alguien cree en esos refritos new age? Me asombra constatar que las gente más supersticiosa, la que más cree en supercherías, hechizos y pseudociencia no se encuentra en el tercero sino en el primer mundo. El consumismo y la vida cómoda reblandecen el cerebro mucho más que la desesperación.

Manon Kuzmin dijo...

¿Me está diciendo que si me visualizo con Penélope y Scarlett (yo le mecho del post anterior) se hace realidad?

Geisha dijo...

Veo que en este tema hay crédulos y escépticos.

Más quisieramos cerrar los ojos, pensar en algo que queramos y en 15 días poder conseguirlo... Creo que los unicornios blancos no existen.

Será mejor, Sensai, como dices, que no nos influyamos con pensamientos negativos... que todo se pega y éstos también.

Karla, tendremos que hacer terapia para ver si es que no visualizamos bien porque a mí me funciona a ratos, tarde y de manera muy mediocre... no sé si influirá la miopia para visualizar y enfocar. Me voy a graduar para empezar a visualizar mejor.

Querida, Arha, la veo a usted muy puesta... creo que la terapia de visualización la iniciaremos con usted. Indique hora y lugar.

Estimada, Julia, la siento a usted muy espiritual; y sí, el tema parece que está relacionado con la subjetividad de las creencias y la potencialidad de nuestra mente. Qué es mucha y poco investigada. Por ejemplo, cómo se explica que algunos puedan controlar el dolor físico con la mente... fakires y demás faunas. Intentaré poner en práctica eso que dice de "somos más poderosas de lo que pensamos", espero no llevarme ningún coscorrón.

Geisha dijo...

Roberto, por el yate no hay problema, tengo una buena amiga que me lo prestaría para la ocasión. Usted lleve el vino, una degustación de quesos franceses y españoles y el jamón de pata negra. Yo si no le importa pongo la música.

Querida, Rebeka, ¿es fácil ser feliz? Parodiando al literato, uno es tan infeliz como cree.

Anónimo dijo...

Querida amiga, has confundido el yate con el velero. Creo que te referías a mí y de lo que dispongo es de un velero. Una de las diferencias entre uno y otro son los metros de eslora.

Luego te veo en la despedida y te hago un croquis. Aunque ya lo tendrías que saber que te has pasado todas tus vacaciones navegando.

C.C. de L

Veronica dijo...

Geisha querida, ¿y usted qué visualizó?

Geisha dijo...

Querido, Sr, Celliers, ese toque irónico que le noto, también lo tuve yo... qué tendremos nosotros que ellos no pueden y nosotros, sí.

A la hoguera con los refritos!!!.

Y le diré que no soy supersticiosa, sólo que no quiero tentar a la suerte. ¿Sabrá que segundos antes de que me atracaran con un cuchillo vi pasear un gato noir? Desde entonces, no puedo evitar tocar madera y esas cosas.

Querida, Kuzmin, más o menos es eso que usted dice... ¿pero de verdad quiere usted visualizarse con Johansson y Penélope? Mire que no la van a dar bola... Usted visualize y me cuenta.

VAle, C.C. de L. ya me explicaste y dibujaste. Pero no está de más guapa que en vez de un velerito tengas un yate para pasear a las amigas en travesías largas. Ve ahorrando.

Ays, Verónica, le puedo decir que estoy en el trabajo y que en este momento visualizo playa, sol y una tumbona que me soporta mientras tomo mojitos y una tailadensa me da masajitos de los pies a la cabeza.

MarMol dijo...

Ojo: la cuántica es asunto muy serio y sesudo que requiere amplio backgroud.
Lo que plantea "El secreto" NO LO ES.
Puras y llanas pseudo-cientificidades de las que hay que cuidarse.
En cuanto a fabricar la propia vida como se desea, manifiesto mi total aceptación pero por la vía ética, no de sectas gringas.

Mar.