28 febrero, 2009

Spa canino

Yo para mis futuras reencarnaciones me voy a pedir ser perra de una dueña caprichosa... Desde que me he enterado que existen spas para perros y perras, envidio a esos perros que les dan baños de burbujas con tratamientos personalizados, servicio completo de relajación, masajes manuales, hidromasaje en el jacuzzi, tratamientos de ozono, barros medicinales... y todo para que se les vaya el estrés. También me entero de que los perros tienen estrés, y no he podido, seguir actualizando el blog porque he mantenido largas conversaciones con mi perro sobre su estrés.

2 comentarios:

Miss Fiamma dijo...

¡¿Así que en su próxima reencarnación querría ser una perra?! Cosas veredes, Sancho...
Besos, ma soeur

Geisha dijo...

Tal y como usted lo dice suena a una perra cualquiera. Mire usted, de perras cualquiera está el mundo lleno... y yo seré una perra con lazitos que me leen a Kavafis mientras me sumerjo en un jacuzzi con mi dueña caprichosa.

No le lanzo la pregunta que estoy pensando porque me va tirar un ladrido

((sorry, por lo del ladrido; usted no ladra, susurra))

Besos, querida