21 febrero, 2009

Trío mitológico

Una cama tan grande como para tres... yo y mis invitados: el apasionado Eros, el tierno Morfeo y yo, en medio. El trío perfecto. Oh!, espero que no me entre el sueño...

Pienso... debería forrar la habitación de espejos

3 comentarios:

Ulysses dijo...

Pero en brazos de Morfeo vas estar durmiendo, claro que eso lo compensa Eros. en una cama hay a lo menos tres personas, has escogido bien.

Saludos Traviesos

Miss Fiamma dijo...

Espejos, buena elección. Tono de comedia: mejor elección (¿erección?) todavía. Pero eso de los triángulos, se me ocurre a mí, tiene una natural facilidad para virar hacia la tragedia. Tal vez con Eros le alcanzaba... No sé, tal vez sean ideas mías.
Besos, ma soeur

Geisha dijo...

Todo depende del orden, Ulysses: si primero es Morfeo, a Eros no llego. Pero si Eros es el primero, seguidamente sucumbo a Morfeo, no sé yo en qué condiciones exactamente. Besos

Querida Fiamma, ¿erección?, pero si los dioses mitólógicos no tienen de eso.
El mismo Eros, se cuenta en la versión menos conocida, que salío de un huevo puesto por Nix (la Noche) y ya sabe usted que los dioses adoptan las formas más raras para sus encuentros con los humanos... Le diré que liarse con Eros y sus alas de por medio tiene su complicación. Besos