30 diciembre, 2013

Bye perrín

El explorador y conquistador Nuñez de Balboa, viajó de polizón con su perro Leoncico en un tonel hasta que salió en alta mar del barco del armador Fernandez Enciso y el escritor lord Byron, aficionado a la compañía de animales, dedicó un bonito epitafio a su perro llamado Boatswain.

"Aquí reposan
los restos de una criatura
que fue bella sin vanidad
fuerte sin insolencia,
valiente sin ferocidad
y tuvo todas las virtudes del hombre
y ninguno de sus defectos".

El mío ha estado conmigo 14 años, y su última excursión fue a las piraguas este verano. Cómo se les quiere a los animalitos...




2 comentarios:

Nieves dijo...

AY lo siento mucho, se bien lo que sientes porque mi perrita que murió hace una década estuvo conmigo los mismos años.
Cada día la recuerdo...
Puede que si vuelves a tener otro perrito consigas aplacar el dolor. Yo nunca he podido tener otro perro, para mi fue demasiado dolor para volverlo a pasar...

Un besote.
Y a pesar de todo feliz año !!!

jordim dijo...

Bonitas fotos.