11 junio, 2008

Del onanismo imaginario

No sé si les ha pasado que algún amigo o amiga les pide permiso para poder masturbarse pensando en ustedes. Turbada me quedé, a la par que no sé si contenta con no sé si semejante halago, o no, la primera vez que me lo preguntaron.

El caso es que yo siempre les tengo dicho: esas cosas aunque las hagas, no me preguntes si puedes hacerlo conmigo. Tú hazlo y sólo dime ¿Qué tal fue?... Nunca me contaron nada, sólo conseguí una sonrisa cómplice por respuesta y, sí, daría un trozo de mi kimono por saber en qué cabezas ando, qué sueños habito sin saberlo y qué porquerías inspiro.

Les pongo una escenita del triste libro pero lleno de sentido del humor “Tokio Blues” de Haruki Murakami, un fragmento donde hablan la encantadora Midori y Watanabe:

M- ¿Tú cuando te masturbas, piensas en una chica concreta?
W- Yo sí, Ahora bien, no tengo ni idea de lo que hacen los demás
M- ¿Y has pensado alguna vez en mí? Dime la verdad. No me enfadaré.
W- No, nunca, la verdad.
M - ¿Y por qué no? ¿No me encuentras atractiva?
W - No es eso. Eres atractiva, eres guapa, te gusta provocar
M - Entonces, ¿por qué no piensas en mí?
W - En primer lugar, porque te veo como una amiga y no puedo involucrarte en mis fantasías sexuales.
M - ¿Hay otra persona que está presente en tus pensamientos?.
W - La verdad es que sí.
M - Eres educado incluso en esto. Pero, aunque sea una vez, ¿me incluirás a mí en tus fantasías sexuales o en tus obsesiones? Me gustaría aparecer. Te lo pido como amiga. ¡Vamos! Esto a otro no se lo pediría. Esta noche, cuando te masturbes, piensa en mí. No puedo pedírselo a cualquiera. Pero tu eres un amigo. Y luego quiero que me cuentes cómo ha ido... Pero nada de penetración, ¿eh? Somos amigos. Mientras no haya penetración, puedes hacer lo que quieras.
W - No sé, la verdad... Nunca lo he hecho con tantas restricciones
M - ¿Pensarás en mi?
W - Pensaré en ti
(...)
M - Oye Watanabe, con una vez es suficiente. Pero piensa en mí, ¿quieres?
W - Lo intentaré
(...)
W – ((Había intentado masturbarme pensando en ella, tal como le había prometido. Se lo dije en voz baja para que la gente no nos oyera)).
M- ¿Y qué tal?
W - Cuando estaba a medias, me dio vergüenza y lo dejé correr.
M - ¿No se te levantaba?
W - No
M - ¡Eso no puede ser! –Me miró de reojo- No debes avergonzarte. Tienes que pensar en guarradas. Si te doy permiso, tú adelante.
-


Por cierto, el autor, que también ha escrito "Crónica del pájaro que da cuerda al mundo", un libro de 688 páginas, ha desvelado que el escritor más grande de todos los tiempos es Dostoievski.

11 comentarios:

Karla dijo...

Con esa "presión" no me extraña que no pudiera, también me gustaría saber si stoy en pensamiento de alguien pero no preguntaría jamás, me daría verguenza escuchar las dos opciones..

Besos
PD. Tomo nota del libro

Ulysses dijo...

Genial díalogo, pero las fantasías no tienen freno, no se puede ordenar que piense en alguien especifico.
Ni haga o deje de hacer algo.

Saludos , voy a buscar el libro.

Sensai dijo...

Magnífico post. Suena pretencioso, pero "intuyo" qué amistades piensan en mi cuando se masturban. Tal vez delatan las miradas, no todas, pero si alguna que la pillas en un renuncio ...

En cualquier caso, soy de lo más promiscua en mi imaginación y es fantástico, porque siempre sale bien.

Besos en fantasía :)

Geisha dijo...

Karla, arriésguese a preguntar y asuma las consecuencias, je... Besos

Menos mal, Ulysses, que las fantasías no tienen freno. Pobrecito de nosotros con lo perra que es la vida. Besos, querido.

Vaya, Sensai, no pretendía ser para nada pretenciosa, simplemente dar pie a la presentación del diálogo del libro con unos sucesos míos que vienen a colación.

jaja, ¿eres promiscua en tu imaginación? cuente en su blog ya!!

-----------

Para los que estén interesados en "Tokio Blues", es un libro curioso, no tanto por su estructura sino por el perfil de los personajes.
Es triste pero lleno de sentido del humor y bien escrito.

marielet dijo...

No me ha pasado nunca, pero ya tengo las posibles respuestas en función de la amistad que nos une:

1)Amigos a los que nunca pudiste imaginarlos en una situación hottest

- Si, te doy mi permiso, total en tu imaginación es el único lugar donde vas a poder tenerme así

2)Amigos que sabes siempre te piden opinion cuando ya estan con el agua hasta el cuello

- Para que me preguntas si ya lo hiciste?

3)Amigos que son solo tus amigos porque nunca pudiste bajarles la caña.

Y si mejor vamos a mi departamento y practicamos un poco? Digo para que tengas buenas imágenes para tu momento no?

Damisela I. dijo...

Interesantísimo el íncipit. Y peligroso. Muchos se/nos sentirán/-emos tentados a responder lo que sólo en tu malevolencia, ma soeur, presentas como una pregunta retórica.
Trampa, hay que dejarla pasar con estilo y seguir directamente hasta el stand del amigo Murakami.
Si una responde sí, queda como una pretenciosa (coincido con Sensai. Y NO hablo de un concepto de verificación y/o realidad). Si una responde que no... pues... pobre de nosotras. O no estamos “pa’ darle” o nuestros amigos tiene el rasgo “+ monástico” subido al cuello.
En fin, voy suspendiendo la perorata y me voy a pensar un rato.
Besotón a ti.

Geisha dijo...

Qué ingeniosa marielet, aplaudo su comment. Y sí, mejor vamos para su departamento... ;-)
Besos, querida

Después de que me han llamado pretenciosa no voy a exponer más de lo expuesto... podría quedar como pretenciosa al cubo. Seguro que ustedes tienen amigos/as a los que inspiran deseos angelicales, siento que yo inspire esos "pecaminosos" pensamientos, será la barra de labios que las ponen de un rojo irresistible.

Querida, damisela, qué trampa ni qué ocho cuartos, tengo amistades de las que sufro sus tendencias epicúreas... sospecho que a usted le pasará lo mismo. Cuente en su blog. Besos epicúreos

Jack Celliers dijo...

Bueno, para decir la verdad no me imagino nada más soso, y no me extraña que sea un tipo tan soso como Murakami el que lo plantee. EL diálogo es un poquito gracioso, y ciertamente no muy erótico ¿no?

En tal caso es mucho más interesante hablar de fantasias sin hacer explícito el objeto y sólo sugiriendo que podría ser el interlocutor. Decirlo directamente tiene el efecto erótico de un telegrama.

A propósito, el título "onanismo imaginario" es interesante... el onanismo ya de por si es imaginacion. Onanismo imaginario significa que imaginarse que uno se imagina, la imagen de si mismo imaginando... uf... me perdi!

Geisha dijo...

Querido Jack, discrepo amigablemente. El onanismo puede ser un acto físico sin adornos y sin fantasías más que el acto en sí.

Y perdone que me ponga como objeto de deseo pero es que me encanta... que lo voy hacer, una tiene sus epifanías.

Besos, querido

LA TORTUGA ROJA dijo...

Creo que cuándo alguien pide permiso para masturbarse pensando en alguien es que ya lo ha hecho. Y seguramente lo ha disfrutado. Con esa petición de permiso tan solo intenta hacer pública su atracción por esa persona aunque sólo sea en ese momento de onanismo, no significa amor declarado o atracción sexual (aunque también pueda existir)
Aún existe el miedo a hablar de la masturbación. Es una pena porque tanto solo/a como acompañado/a es uno de los actos más divertidos y bellos.

Ana dijo...

Me ha gustado mucho el libro...sin duda que es un de mis autores favoritos y compartimos muy a menudo mi mesilla de noche! entre muchos otros, te recomiendo para lectura "A Sur de la frontera y a Oeste del Sol", es fascinante!

saludos*

Caótica