25 junio, 2008

Photoshopeando

Worth 1000 es un lugar de cita para los aficionados al retoque fotográfico. He aquí jugando con los clásicos de la pintura y los famosos.

Al Pacino por Rembrandt

Amy Winehouse de duquesa de Alba – Goya


Marilyn Manson en Mona Lisa – Leonardo da Vinci


Natalie Portman en la joven de la perla – Vemeer

Brad y Angelina en el matrimonio Arnolfini – Van Eyck

9 comentarios:

Perséfone dijo...

La verdad es que conocía la págna y es cierto que puedes encontrarte auténticas obras de arte.

Las que pusiste están genial, no las había visto nunca.

Un abrazo.

Arha dijo...

Más allá de lo risueño, hay algo de molesto en estos juegos.
Sin embargo Al Pacino actúa su Rembrandt a la perfección.

Me gustó encontrarla en casa, le envío artístico y nada photoshopeado abrazo.

Karla dijo...

A Al Pacino no le veo no..molan los photoshopistas..

Karla dijo...

No se me guardan mis comentarios Geisha..?

Karla dijo...

Ah si, q aparece lo de la aprobación..Sorry
Besos

Veronica dijo...

¿Y a usted le gusta andar retocando anatomías?

Respecto a su post anterior, si, después de la tormenta sobreviene la calma, pero para dormirse falta un rato.

Besos Geisha querida.

Geisha dijo...

Pues investiga, Perséfone, he puesto estás pero hay otras de diferentes temas que están genial. Hay una sobre envejecimiento de famosos curiosas. Besos

Arha, ya sabemos que unos Photoshopean mejor que otros. Encontré muy logrados el de Portman y Pacino. Un abrazo, querida.

Ays, Karla, que lo tengo como tu, esto de los comment. Lo que pasa que ahora tardo un poco más porque con esto de la jornada intensiva y el solecito de las tardes sólo me conecto por las noches. Sepa entender. Besos

Qué pregunta, qué pregunta, querida Verónica. Claro, a mi me gusta tocar y retocar anatomías no precisamente digitales... aunque sí con mis dígitos.

Y estoy de acuerdo, para dormir falta un rato, si. Besos

Tieregarten dijo...

Ah, chiquita, chiquita... qué es el Photoshop comparado con los trompe-oeil que nos hemos dedicado. Qué tiempos, qué probadores aquellos...
Besos a ti, ma soeur

Geisha dijo...

Calle, calle, que me pongo mala sólo de pensarlo, querida Fiamma. La envidio porque usted, supongo, que sigue disfrutando de ellos; además el probador y la probadora los tiene cerca. Kisses