17 junio, 2008

Epitafios

Jan Morris, la famosa escritora británica de literatura de viajes, en un principio era él, pero ahora EL es ELLA tras someterse a una operación de cambio de sexo. Lleva casada con su mujer 58 años y han tenido 5 hijos. Morris de 81 años y su esposa guardan una lápida desde hace ¡30 años! bajo la escalera de la biblioteca con la inscripción: “Yacen aquí dos amigas, Jan y Elizabeth Morris, al final de una vida”. No es que yazcan en la biblioteca tienen pensado hacerlo en el jardincito de su casa. Un poco tétrico eso de guardar lápidas propias (y ajenas) con escritos para la eternidad.

Esos textos que se ponen en esas plaquitas son un digno subgénero literario. Los hay simpáticos, filosóficos, paradójicos, poéticos, de humor negro, rencorosos...

Marqués de Sade: “Si no viví más, fue por que no me dio tiempo”

Groucho Marx: “Disculpe que no me levante”. Curiosamente es el epitafio más conocido, aunque no existe, porque en la tumba de Groucho en el Eden Memorial Park de San Fernando en Los Ángeles, no figura ninguna frase, sí su nombre, fechas y la estrella de David.

Goethe: “Luz, más luz”

Búster Keaton: “The end”

Marlene Dietrich: “Estoy aquí en el último escalón de mi vida”

Miguel de Unamuno, ateo convencido y genio y figura: “Sólo le pido a Dios que tenga piedad con el alma de este ateo”

Molière: “Aquí yace Molière el rey de los actores. En estos momentos hace de muerto y de verdad que lo hace bien”

Bette Davis: “Lo hizo a la manera difícil”

Shakespeare, era común por su época retirar cuerpos de las tumbas y quemarlos para poder reutilizar el espacio, de ahí su epitafio: “Buen amigo, por Jesús, abstente de cavar el polvo aquí encerrado. Bendito el hombre que respete estas piedras, y maldito el que remueva mis huesos”.

John Wayne: “Feo, fuerte y formal”

Miguel Mihura: “Ya decía yo que ese médico no valía mucho”

Dorothy Parker: “Perdonen por mi polvo”

Truman Capote: “Intenté librarme, pero no pude”

“That’s all folks” – Esto es todo, amigos


12 comentarios:

Karla dijo...

Ni epitafio ni ná quiero yo, unas cenizas al mar y a mezclarme con el placton y formar parte del ciclo digestivo de los distintos bichitos marinos...que cosas..

Dante´s World dijo...

Conincido con la persona de arriba.
Eso de que te vallan comiendo los gusanos, que caven positos, que entren y salgan, y te usen de incubadora gigante y se reproduzcan hasta el hartazgo...ademas esta la posibilidad de que el medico se confunda y en realidad no allas muerto, y te despiertes en una caja....no, a mi que me quemen, si me despierta el calorcito al menos seran unos breves e intensos instantes.
Con las cenizas? mientras no las dejen en una vitrina para que las adore toda la familia, que hagan lo que quieran.

vagueaba por ahi y termine por aqui.

Veronica dijo...

Excelente post. Le confesaré que yo guardo una colección de fotos de los mausoleos y sepulturas de mis escritores y filósofos favoritos. Bellas imágenes de Père Lachaise, Weißensee y otros.

Besos Geisha, que ande bien.

Geisha dijo...

jaja, karla, pobrecito los peces no saben que lo que se van a comer son todas tus inquietudes ;-) Besos

Dante, querido, te has perdido muy bien. Gracias por dejar el comment. Espero verteee

Vaya, Verónica, coíncidimos en ese gusto gótico... yo antes no podía ni ver estas cosas hasta que quedé vacunada de ello. Besos, querida

vertigoazul dijo...

Geisha, la saludo y me presento formalmente ya que he pasado por aquí pero nunca había comentado... La felicito. Me encantó el post!
Al igual que Verónica, saqué fotografías de muchos epitafios célebres en París... Al ver las fotos, me sentí una ridícula sonriendo abrazada a las piedras esculpidas con los nombres de Wilde, Duras, Moliere, y tantísimos/as...
Y como no quiero que nadie llore abrazada/o a una piedra con mi nombre, elijo que me arrojen al mar (tal vez porque allí está mi mamá)...
Saludos
J.

Hiawatha dijo...

Hola Geisha,

paso a dejar mi tarjeta de visita, para un reencuentro posible.

El post, como siempre, muy bueno.

Y la discusión que ha generado, interesante. Yo, particularmente, preferiría que los gusanos y la putrefacción se enseñoreasen de mi cuerpo, lo de las cenizas me resulta demasiado aséptico, muy acorde con estos tiempos tan "políticamente correctos". Además si nos incineran a todos ¿por dónde vamos a pasear los amantes de los cementerios? Y de los epitafios... en el mío, por cierto, me gustaría que pusiera: ¡NOS VEMOS!

Un saludo.

Ulysses dijo...

Ingeniosos hasta el final.

Saludos

Arha dijo...

Yo pondría la frase de Plath que colguén en mi blog:


Morir
Es un arte, como cualquier otra cosa.
Yo lo hago excepcionalmente bien.


Y el que quiera detalles, que se atreva.

Geisha dijo...

Gracias por pasarse y dejar su huella, vertigoazul. Besos

Hiawata, bienvenido, que bueno su epitafio... Cuando menciona lo de nuestro reencuentro a qué se refiere... a qué nos veremos en la eternidad?? Acláremelo para salir de dudas. Besos

Emi_Sur dijo...

Me encantó!! y me voy pensando bajito que me sienta bien el de BETTE DAVIS...
La saludo !

Geisha dijo...

Ulyses, unos son más genio y figura que otros, pero los que lo han sido verdaderamente lo son hasta el final. Besos

Arha, gracias por traer a Sylvia Plath. Uf, con esa frase... teniendo en cuenta que se suicidó podría plantearse una tesis con esa breve frase y su destino. Gracias por visitarme, en breve voy a verte.

Querida Emi-Sur, no me digas que tu como la Davis lo haces difícil. Eso necesita una explicación. Besos

Emi_Sur dijo...

Sin explicaciones sobre lo evidente!
la saludo cordial...je je