01 mayo, 2009

Cecilia Bartoli versus Malibrán

-

Llegó a Madrid, cantó y triunfó.

El último disco de la Bartoli, mezzo italiana, sobre la figura maldita de la española María Malibrán (1808-1836), es una joyita por dos razones: no sólo porque las arias son más que estupendas, sino porque la Bartoli, viene a rescatar a una diva revolucionaria, devota de George Sand, pionera de la emancipación femenina, heroína de la melomanía, española cosmopolita que se casó, tuvo de amante un violinista, murió joven, con 28 años y fue la figura del bel canto en el siglo XIX. Era conocida porque era capaz de llorar en un escena sin perder la tesitura de la voz, conseguida por un padre pluscuamperfecto, tenor, que la daba puntapiés de pequeña para entonarla los agudos.

La Malibrán, personaje tremendo y de personalidad volcánica, que me hubiera gustado conocer, hablaba cinco idiomas, interpretó obras de Rossini, triunfó en La Scala, eclipsó a la Pisaroni (contralto ciega), Bellini y Donizetti se pirraban por escribirla papeles y Liszt, Chopin y Rossini, seguro que les hubiera gustado un revolcón con ella.

En Londres, perdió las riendas de su caballo, cayó y quedó enganchada a un estribo, dando su cabeza golpes contra el suelo, lo que derivó en un traumatismo craneal que le hacía desvanecerse . Siguió actuando pero ya tenía los días contados. Se desvaneció en Manchester, en una actuación y cayó fulminada en el escenario, aunque sobrevivió nueve días, fue el final.

“María”, como se llama el disco recuperado en la voz de Cecilia, redunda en la campaña feminista que la Bartoli ha iniciado con sus grabaciones de las arias barrocas que las mujeres no podían cantar en el siglo XVIII por censura pontificia. Precisamente, “Opera Proibita”, otra joyita de la Bartoli, fue no hace mucho un éxito.

3 comentarios:

Miss Fiamma dijo...

Wow, qué historia. No sé por qué pensé en esas muertes absurdas, como las de Gaudí o Isadora Duncan. Me encantó el post. "Opera proibita" es una delicia. Ya me voy a invetigar si este ha llegado a estos costados del mundo. Si no, ma soeur... Ud ya sabe...

besos

T. dijo...

"Maria" quita el aliento. Me llegó de regalo hace ya meses y ha sabido quedarse, fiel, al lado del equipo de sonido. Pero yo no diría Bartoli "versus"Malibrán; diría más bien "plus", que de las grandes damas se nutren, viven y cantan otras grandes, grandísimas y hermosísimas como la romana. La imagen de contratapa del folletito del disco es más una "reverencia", una mirada medio cómplice donde la Bartoli se hace heredera del legado de la Malibrán. En fin. Chévere encontrar una nota sobre la Bartoli.

Saludos.

Geisha dijo...

Fiamma, querida, le debo tantas cosas, vaya apuntando, si... y luego me las va soltando una a una. No se preocupe que yo mis compromisos los suelo cumplir TODOS. Mi problema es el cuando. "Opera proibita", en mi opinión, es musicalmente mejor que "María". No obstante, considero a los dos muy siginificativos por lo que Cecilia ha querido reivindicar con ellos.

"María", viene a ser un homenaje a los 200 años del nacimiento de Malibrán que se conmemoró en París porque nació allí.

Bienvenida "TE", me alegro que le guste "María", soy de la opinión que no sólo hay que disfrutar de la música sino también de su contexto.

PLUS y no VERSUS mire usted, si me dan a elegir y me ponen a las dos para que disfrute de una velada con alguna de ellas. Me quedo sin pensarlo 1 segundo con María Malibrán... Qué demonios, si me dan a elegir preferiría un mano a mano entre las dos.