25 agosto, 2008

¿Atajos a la felicidad?

¿Son el sexo, la comida, el alcohol, la literatura, la música, el arte... atajos a la felicidad?

Si, pudiera ser. Unos más que otros, pero sí:

“Le sommeil”, Courbet

Sopas Campbell’s, Warhol “Los borrachos”, Velázquez


“Mujer leyendo”, Renoir

“Niño tocando el laúd”, Caravaggio


Y en arte, uno de los mejores cuadros del mundo por sus metáforas e interpretaciones: El jardín de las delicias”, El Bosco

6 comentarios:

Ulysses dijo...

Sencillos placeres bellamente ilustrados por famosos pintores.

Saludos

Karla dijo...

Pues sí pues sí, que más se puede pedir..
Besos

Rebeka dijo...

¡Por supuesto que sí! ...atajos y escapes deliciosos!
El solo hecho de pensar en los temas, observar tan hermosas ilustraciones, mi alma se regocija y me incita a buscar màs y más, aunque con moderación y amor porque luego no sabe bien.


¿Cómo está eso de que no sueñas?

Gracias por tu visita :)

Mil saludos

marielet dijo...

los placeres siempre me conducen a la felicidad o por lo menos a instantes de felicidad, justo ahora estoy disfrutando de uno de esos momentos con un pote de nutela en mi escritorio
besos con cacao y almendras!

Geisha dijo...

Querido, Ulysses, la verdad de la verdad, es que yo siendo placeres me apunto a los sencillos y a los complicados también... a todos sin distinción.

Pues sí, pues sí, Karla, demasíado desgraciado es el mundo como para encima tener que estar renunciando a lo que nos gusta.

De nada rebeka, la visitaré más veces. No sueño, porque yo que sé, empecé a interpretarlos con 16 añitos que es cuando me leí a Freud, y desde entonces, ya le digo, que sueño como mucho uno al año. Y yo quisiera soñar más, es otra vida y dimensión, pero no se me da.

Otra cosa, el libro y la simbología de las interpretaciones son totalmente subjetivas y dependen del vagage cultural, educativo y circunstancias del individuo. Lo digo porque no se puede aplicar la simbología a un sujeto sin tener en cuenta estas tres cosas, y Freud lo pasó por alto.

Ays, Marielet, me está usted dando envidia... que sepa que me levanto ahora mismo a hacer lo idem que usted.

Besos y a disfrutar

MarMol dijo...

No son atajos, son elementos de la felicidad misma.
ja ja ja

Mar.