25 agosto, 2008

La suerte de los 19 pasajeros

Spanair 5022. Viento 1807. Autorizado a despegar. Pista 36 izquierda... y el avión que no despegó y se comió 154 vidas (Rest In Peace –RIP) y devolvió 19 supervivientes.

Vuelvo de vacaciones y me encuentro la tragedia. Todos los que viajamos en avión nos preguntamos cuál de los asientos son más seguros en caso de que el avión se caiga. Ya viví la caída mortal de un helicóptero y disfruto montando en avión pero soy de las que se conoce de “pe a pa” las instrucciones de emergencia que sirven de poco para un accidente tan aparatoso.

En este accidente los poquitos que se han salvado ha sido gracias a que sus asientos salieron despedidos y rápidamente siento curiosidad por la lotería de asiento que les tocó: la mayoría se trata de primeros asientos en la parte de ventanilla.

Dicen los expertos que la suerte de los pasajeros depende del tipo de avión y del impacto. No se puede hablar de una zona que sea más peligrosa que otra, los técnicos no se ponen de acuerdo sobre este punto de los asientos más seguros. Lo que sí dicen las estadísticas es que los asientos cercanos a las puertas de salida, situadas en la parte media del avión, son las más seguras, junto con la parte trasera de la nave.

Eso es lo que dicen las estadísticas... Ahora bien, que te salves de un cosa de estas es que tu ángel de la guarda es para hacerlo un monumento colosal.

2 comentarios:

Roberto Bennett dijo...

HolA Geisha querida.
...154 vidas terminadas. 19 supervivientes; vidas nuevas o resucitar a una nueva realidad... me imagino que algunos de los sobrevivientes les llevará el resto de la vida tratar de entender que les pasó. De alguna manera, será un trayecto imposible, o de dicha eterna, imagino, pero sin duda ya nada será lo mismo que antes del accidente. desgracia o tal vez azarosa vital dicha para el asiento 6A ?
hasta luego Geisha querida

Geisha dijo...

Los 19 han tenido mucha suerte porque el tema fue muy desastroso como para poder salvarse... El post está puesto porque al día siguiente (que era jueves) llevé a una amiga al aeropuerto que volaba a Tenerife para comenzar sus vacaciones y la verdad pisar Barajas sobrecogía el corazón.

Besos, querido