19 diciembre, 2006

Nunca me empacharé de leer libros

Una muestra representativa de la claridad de ideas con que se educaba a las chicas españolas para ser ultrafemeninas allá por 1940 la encontramos en “El libro de las Margaritas”, que aconsejaba prudentemente y por si acaso: "No hay que ser nunca una niña empachada de libros, que no sabe hablar de otras cosas; en una palabra, no hay que ser una intelectual". He aquí a la mujer bajo el zapato represor de la educación de la época que la impedía pensar por sí misma.


3 comentarios:

Yo y nadie más que yo dijo...

Eso no sólo pasaba por sus tierras, por acá también, que feo lo peor es que hay gente que sigue pensando asi, una mujer en la casa descalza y embarazada, pareciera del siglo anterior...

Saludos!!!

Stigma dijo...

que epoca la de españa por el 40 puff!
recien finalizada la guerra civil española y franco negociando con hitler
"Obvio no piensen a ver si se dan cuenta lo que hago!"

Geisha dijo...

Chicas, menos mal que el género femenino va avanzando, a empujones pero avanzando que es lo importante; eso sí, pasito a pasito.