04 abril, 2008

Los perros y Von Arnim

Elizabeth von Arnim se casó con el conde Henning August von Arnim-Schalagenthin, un noble prusiano que no la hizo feliz. Fue amante de H.G. Wells, el de “La guerra de los mundos” y después se casó con Francis Russel, el hermano mayor de Bertrand Russell, que tras un desastroso matrimonio se divorció a los dos años.

Publicó un libro autobiográfico que título “Todos los perros de mi vida” donde expone su teoría de que el amor humano es finito y el de los perros a sus amos, inquebrantable. Como lo escribió con 70 años de edad sabía la mujer de lo que estaba hablando al poner de manifiesto la mezquindad de los hombres que pasaron por su vida, personajes que en ningún momento estuvieron a la altura de sus perros.

El libro en cuestión, comienza deliciosamente así:

«Me gustaría, para empezar, decir que aun apreciando mucho a mis padres, mis maridos, mis hijos, mis amantes y mis amigos, ninguno de ellos es capaz del amor de un perro… Como yo también he sido madre, hija, esposa, amante y amiga, sé muy bien cuán volubles son los amores humanos. Los perros, en cambio, son libres de esos vaivenes del sentimiento. Cuando te aman, sabes que eso es para siempre, hasta su último ladrido, hasta la última oscilación alegre de su rabo. Así es como me gusta ser amada. Por eso os hablaré de perros.»

Arnim tiene otro libro “Elizabeth y su jardín alemán” donde llama a su marido el “hombre airado” mientras ella encuentra su “felicidad” en su jardín con sus girasoles, amapolas y lilas.

Algunas de sus novelas han sido llevadas al cine como “Mr. Skeffington” con Bette Davis y “Abril encantado” con varios premios y nominaciones al Oscar.


No sé si son ellos los que se parecen a nosotros o nosotros a ellos.

2 comentarios:

Sensai dijo...

De perros no sé mucho, ya que nunca he tenido uno cerca (más que nada porque me dan miedo), pero desde luego, la entrega masculina puede ser superada por cualquier insecto o florecilla silvestre.

Las películas no las he visto y seguro son estupendas, así que tomo nota.

Saludos!!!

Julia Ardón dijo...

jajaja...sí, esto es buenísimo!!!