16 julio, 2008

Todo grande… ande o no ande

-
Si hace un par de años salió a la calle “El gran libro de los pechos” – “The big book of Breasts”que ilustraba pechos de tallas de más de 90 cm; entre ellas a la poseedora del record guinness, Norma Stitz, que aseguro que las tiene casi por las rodillas al tener más de 200 cm de perímetro (calculado a ojo); ahora la editorial Taschen, vuelve a la carga con “El libro de los grandes penes” – “The big penis book” con 400 fotografías, entre artísticas y pornográficas, en el que uno de los requisitos es que superen los 20 cm, talla que ostenta el 2% de la población mundial.

La autora es Dian Hanson, y sospecho cuál va a ser el tema que cierre la trilogía.

8 comentarios:

Bluebeard dijo...

¿Los grandes orificios nasales? Digo, ¿no? Ah, bueno...

Manon Kuzmin dijo...

Ciertamente esta autora deja poco espacio a la imaginación...tengo una idea de cuál puede ser el final de la trilogía pero me abstendré de comentarlo por respeto a sus lectores...

Karla dijo...

No tenía ni idea del primero pero al segundo a ver si consigo echarle un ojo..
Besos

Arha dijo...

lo que abunda no daña...?

(abundan libros malos y a mí algo me duele por acá...)

Sensai dijo...

¿¿¿¿Sólo el 2%????? Hija, qué ojo he tenido!

Será una forma de "voyeurismo" light, pero me gusta ver esas fotos.

Besos a lo grande!

Veronica dijo...

Usted siempre sorprendiendo con alguna cifra.
Me resulta humanamente estúpida, esta iniciativa de capturar penes y pechos en fotografías, para que los infelices las puedan conservar en forma de álbumes y calendarios.

Un abrazo Geisha, un abrazo fuerte.

Geisha dijo...

Bluebard, en qué estará usted pensando...

Si, Kuzmin, sospechamos lo mismo con el final de la trilogía.

Tengo que decir que con estos 2 monográficos a "lo grande" la editorial Taschen, que edita libros espléndidos de arte y arquitectura, se ha lucido por chabacanería... No sé cómo se ha podido dejar de engañar.

Geisha dijo...

Karla, sospechaba yo que te iba a interesar...

Arha, de acuerdo. Peor no puede ser, no se a quién le pueden interesar los pechos enormes, penes enormes... que se salen de la normalidad y que son hasta antiestéticos.

Sensai, no sé yo exactamente si ha tenido suerte, o no, disfrutando de ese 2%. Yo he conocido algún caso y puaggg.

Vero, somos estadística, nos guste o no... aunque ya sabemos sus enormes márgenes de error.

Me imagino estos libros en la mesita de cristal de un bonito salón. No pegan ni con cola. Es que no sé ni dónde los podría poner.